Noticias Costa Rica Video

Hacinamiento en cárceles de Costa Rica sigue empeorando

El sistema penitenciario de Costa Rica se mantiene en “crisis”, con un exceso de población carcelaria del 30 por ciento y dificultades de infraestructura y personal profesional, según señala un informe del estatal Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura.

Según los datos del informe, al cierre del 2017 Costa Rica tenía 10.927 espacios carcelarios y una población penitenciaria de 14.223 personas, para un hacinamiento del 30 por ciento.

El documento indica que el sistema penitenciario costarricense continúa en crisis, y se debe seguir con los esfuerzos para disminuir la sobrepoblación. Los expertos del Mecanismo de Prevención de la Tortura alertaron que los jueces siguen aplicado “de manera generalizada” la medida cautelar de prisión preventiva, lo que agrava la situación en las cárceles.

El informe señala que El hacinamiento por si solo produce tratos degradantes a la población privada de libertad, se reducen los servicios y se minimiza el objetivo de las sentencias penales como lo es procurar la reinserción de las personas privadas de libertad.

El Mecanismo alertó a las autoridades del Estado costarricense de que “desde hace siete años los centros institucionales viven en hacinamiento” y “las acciones para solucionar el problema no han sido sostenibles”.

Otro dato que preocupa al Mecanismo, que forma parte de la Defensoría de los Habitantes de Costa Rica, es que el 57 por ciento de la población privada de libertad tiene menos de 35 años, mismo rango de edad del 60 por ciento de los condenados en la última década.

El texto señala como los principales “obstáculos” para una atención adecuada de los presos la sobrepoblación, el hacinamiento, la ausencia de infraestructura adecuada para alojar a la población privada de libertad indiciada y sentenciada y, la falta de recurso humano profesional y de seguridad.

El informe también afirma que en Costa Rica no existe una política de prevención del delito y que algunos cuerpos policiales, principalmente los municipales, no están adecuadamente capacitados en materias como derechos humanos.

Este mecanismo de la Defensoría de los Habitantes costarricense concluyó que el número de funcionarios profesionales y de seguridad de los centros institucionales no creció en forma proporcional con el aumento de la población penitenciaria, y en los últimos diez años ha existido un rezago en la construcción de infraestructura penitenciaria, la cual tampoco creció en forma proporcional.

Redacción / CB24

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *