En El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, la desnutrición crónica infantil es tan frecuente como en países de África o el Sur de Asia.

En Guatemala, la mitad de los niños menores de 5 años están desnutridos con un registro de 46,5%. El Gobierno guatemalteco asignó aproximadamente 600 millones de dólares para el 2019 a las instituciones que son partes del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional y activaron un plan para tomar en cuenta las necesidades locales y atenderlas rápidamente.

Honduras tiene 22% de niños con desnutrición crónica, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO).  Honduras está posicionado como el tercer país con los mayores índices de desnutrición crónica infantil de Latinoamérica y el Caribe.

La pobreza es un factor por la desnutrición pero en el caso de Honduras, las sequías  asociadas con el fenómeno de El Niño también fue una causa. El país se encuentra entre los 11 países que se mantienen sin cambios en su cantidad de personas sufriendo de desnutrición.

Nicaragua es un país de bajos ingresos y con déficit de alimentos, aproximadamente 17% de los niños tienen desnutrición crónica, según los estudios hechos por el Programa Mundial de Alimentos. La organización proporciona apoyo nutricional a grupos vulnerables en comunidades, especialmente en las escuelas, con altos niveles de desnutrición crónica a través del Programa Nacional de Comida Escolar.

El Salvador fue reconocido este año por ser uno de los tres países con mejores prácticas en los programas de alimentación y salud escolar. Según el Programa Mundial de Alimentos, Salvador se encuentra con 18.9% de niños menores de 5 años sufriendo de desnutrición.

El proyecto “Mesoamérica sin hambre” empezado por la FAO en  los países de República Dominicana, Panamá, Nicaragua, Honduras, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Belice y Colombia ha avanzado para combatir la desnutrición aunque se está aumentando la obesidad y el sobrepeso.

Maria-Isabel Reneau/CB24

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *