CB24 Economía Es Noticia Mundo Internacionales Mundo Noticias América

Walmart dejará de vender municiones para pistolas en Estados Unidos

La compañía Walmart dice que suspenderá la venta de municiones para armas de fuego y también solicitará públicamente que los clientes se abstengan de llevar armas de fuego en las tiendas, incluso cuando las leyes estatales lo permitan.

El anuncio se produce pocos días después de que un tiroteo masivo cobró siete vidas en Odessa, Texas, y después de otros dos tiroteos consecutivos el mes pasado, uno de ellos en una tienda de Walmart.

La cadena de tiendas de descuento con sede en Bentonville, Arkansas, dijo el martes que dejará de vender municiones de cañón corto y pistola, incluyendo calibre .223 y calibre 5.56 utilizados en armas de estilo militar, después de que se agote su inventario actual.

También descontinuará las ventas de armas de fuego en Alaska, lo que marcará su salida completa de las armas de fuego y le permitirá enfocarse únicamente en los rifles de caza y municiones relacionadas.

“Tenemos una larga tradición como compañía de servicio de cazadores responsables y deportistas, y seguiremos haciéndolo”, indica un memorando del director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, que se distribuyó a los empleados el martes por la tarde.

Walmart solicita además que los clientes se abstengan de llevar abiertamente armas de fuego en sus tiendas a menos que sean agentes de la ley.

El mes pasado, un hombre armado ingresó a una tienda de Walmart en El Paso, Texas, y mató a 22 personas con un arma de fuego tipo rifle automático, cuya venta Walmart ya prohíbe.

Letrero de Walmart en El Paso, Texas en Estados Unidos. Foto: Celia Mendoza / Voz de América. 5 de agosto, 2019. Captura pantalla

Texas se convirtió en un estado de transporte abierto en 2016, lo que permite a las personas portar abiertamente armas de fuego en público.

Las acciones de Walmart reducirán su participación en el mercado de municiones en alrededor del 20% a un rango de aproximadamente 6% a 9%, según el memorando del martes. Alrededor de la mitad de sus más de 4.000 tiendas en Estados Unidos venden armas de fuego.

El minorista más grande del país se ha enfrentado a una presión creciente para cambiar sus políticas de armas por parte de activistas de control de armas, empleados y políticos después del tiroteo en El Paso y un segundo tiroteo no relacionado en Dayton, Ohio, que mató a nueve personas. Unos días antes de eso, dos trabajadores de Walmart fueron asesinados por otro trabajador en una tienda en Southaven, Mississippi.

A raíz del tiroteo en El Paso, Walmart ordenó a los trabajadores que retiraran los carteles y pantallas de videojuegos que muestran la violencia en las tiendas de todo el país.

Pero eso estuvo muy por debajo de las demandas para que el minorista deje de vender armas de fuego por completo.

Los críticos también han querido que Walmart deje de apoyar a los políticos respaldados por la Asociación Nacional del Rifle.

El minorista se ha encontrado en un lugar incómodo con sus clientes y entusiastas de las armas. Muchas de sus tiendas están ubicadas en áreas rurales donde los cazadores dependen de Walmart para obtener sus equipos.

Walmart está tratando de caminar por una línea muy fina tratando de abrazar su herencia de caza mientras es un minorista más responsable.

Con su nueva política de “transporte abierto”, McMillon señaló en su memorando que las personas han tratado de hacer una declaración llevando armas a sus tiendas solo para asustar a los trabajadores y clientes.

Pero hay clientes bien intencionados que actúan legalmente y que también han provocado que una tienda sea evacuada inadvertidamente y que se llame a las autoridades locales para que respondan.

El ejecutivo dice que Walmart continuará tratando a los “clientes respetuosos de la ley con respeto” y tendrá un “enfoque de no confrontación”.

Walmart dice que espera usar su peso para ayudar a otros minoristas al compartir sus mejores prácticas, como el software que utiliza para la verificación de antecedentes.

La compañía en 2015 dejó de vender rifles de asalto como los rifles AR (rifles de asalto) utilizados en varios tiroteos masivos, instó a un mayor debate sobre la reautorización de la prohibición de armas de asalto.

McMillon dice que Walmart enviará cartas a la Casa Blanca y al liderazgo del Congreso que exigen acciones sobre estas medidas de “sentido común”.

“En una situación compleja que carece de una solución simple, estamos tratando de tomar medidas constructivas para reducir el riesgo de que eventos como estos vuelvan a suceder”, escribió McMillon en su memorando. “El status quo es inaceptable”.

En los últimos 15 años, Walmart se había expandido más allá de sus raíces de caza y pesca, ofreciendo artículos como rifles de asalto en respuesta a la creciente demanda.

Pero desde 2015, a menudo coincidiendo con los principales tiroteos públicos masivos, la compañía ha tomado medidas para frenar la venta de municiones y armas.

Walmart anunció en febrero de 2018 que ya no vendería armas de fuego y municiones a personas menores de 21 años y también eliminó elementos de su sitio web que parecían rifles de asalto.

Esas medidas fueron provocadas por el tiroteo masivo en una escuela secundaria en Parkland, Florida, que dejó 17 personas muertas.

En 2015, Walmart dejó de vender armas semiautomáticas como el rifle estilo AR-15, del tipo utilizado en el tiroteo de Dayton. El minorista tampoco vende cartuchos de munición de gran capacidad, pistolas (excepto en Alaska), ni accesorios para convertir las armas automáticas en otras de fuego inmediato, ni el arma de fuego tipo AK que utilizó el atacante de El Paso.

A mediados de la década de 1990, Walmart dejó de vender pistolas en todo Estados Unidos con la excepción de Alaska.

Voz de América 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *