Al Cierre: Encuentro entre Obama y Castro ¿Nueva etapa o solo un capítulo?

El domingo 20 de marzo, del 2016, a eso de las 4 de la tarde, el aeropuerto José Martí, en la Habana, Cuba, recibió en su pista principal a un invitado que llegaba para cambiar los libros de historia, tanto de la isla como del mundo entero. El Air Force One, como se le conoce al avión presidencial de los estados unidos, tocaba tierra, a bordo el número uno del poder ejecutivo del gigante del norte, Barack Obama, ensayaba el estrechón de manos que protagonizaría tan solo horas después con su par caribeño, el comandante Raúl castro.

La visita de Obama a la tierra de los habanos y el comunismo es la primera de un inquilino de la Casa Blanca en casi un siglo, sellando, igualmente, un acercamiento diplomático entre dos países, dos viejos enemigos de la guerra fría, que desde el 3 de enero del año 1961 decidieron disolver cualquier amistad o relación en las aguas del mar caribe, dentro de unos 145 kilómetros, distancia entre ambas costas, ruta de miles de cubanos, esos conocidos balseros que ahora eran testigos, igual que el mundo entero, de ver al hombre más poderoso del mundo, un gringo, caminar con su familia por la vieja habana.

Obama no solo tuvo tiempo de dar un par de paseos, salir en televisión, asistir a un juego de béisbol, con su más reciente amigo del clan Castro, Raúl, sino también de decir, en medios cubanos, y en perfecto español, lo que para muchos era algo imposible, digno solo de Hollywood o San Antonio de los Baños.
Pero no solo cambió, por ahora, el tablero diplomático de Estados Unidos y Cuba, sino el de toda Latinoamérica, que se sacudió geopolíticamente.

Redacción/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *