Animales en zoo de Gaza mueren de hambre, enfermedades

En esta foto del 10 de enero de 2016 aparece  Mohammed Ouida, propietario de un zoológico en la Franja de Gaza, junto a la jaula del tigre. Años de conflicto, negligencia y enfermedades han afectado los zoológicos de Gaza, donde los pocos animales que quedan están en peligro. Con sus escasas visitas, los parques no tienen dinero para alimentos o veterinarios

Mohammed Ouida, propietario de un zoológico en la Franja de Gaza, junto a la jaula del tigre. Años de conflicto, han afectado los zoológicos de Gaza, donde los pocos animales que quedan están en peligro/Foto: AP

El tigre en el zoológico en el sur de la Franja de Gaza estaba extenuado, con el vientre encogido y la piel rayada colgándole como si le quedara demasiado grande. Caminaba nervioso por su jaula.

“Juro por Dios que el tigre no ha comido desde hace cuatro o cinco días”, dijo Mohammed Ouida, propietario del Zoológico Selva del Sur. “Necesita 100 shekels (unos 20 dólares) de comida diaria”.

El parque al que antes acudían familias enteras a ver a los leones, monos, cocodrilos y avestruces está casi vacío, y Ouida no obtiene suficientes ingresos para alimentar a los animales.

La situación es idéntica en todos los zoológicos de Gaza. Años de conflictos, inviernos fríos, negligencia y enfermedades han diezmado a los animales en cautiverio.

Aun en tiempos mejores suele haber poca conciencia del bienestar animal en Gaza. En 2013, dos cachorros de león murieron poco después de nacer porque los empleados del zoológico no sabían cómo cuidarlos. En una escena filmada, usaron una grúa para transportar un camello sobre la cerca fronteriza de Egipto a Gaza mientras el animal se retorcía de dolor. Selva del Sur ha recurrido a la taxidermia para exhibir los animales muertos.

Las condiciones de vida en Gaza, con 1,8 millones de habitantes, se han deteriorado desde que la milicia islámica Hamas tomó el control del territorio en 2007 y provocó un bloqueo egipcio e israelí.

La pérdida de uno de sus pocos aliados, el ex presidente egipcio Mohammed Morsi, derrocado en 2013, y una guerra con Israel en 2014 han sido golpes rudos para el territorio. El Banco Mundial calcula que el desempleo llega al 43% y escasean muchos bienes como la electricidad y el gas de cocina.

“Para la gente es difícil conseguir alimentos, y ni hablemos de los animales”, dijo Ouida. Señaló que la mitad de los 20 animales y aves que conserva están enfermos porque tampoco puede pagar un veterinario. Antes los veterinarios examinaban sus animales cada dos meses.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *