Bolsas de Takata pudieron haber causado muertes en Malasia

En esta foto del miércoles, 4 de mayo del 2016, un visitante pasa junto a sillitas de coches producidas por Takata Corp en una sala de la compañía en Tokio/Foto: AP

En esta foto del miércoles, 4 de mayo del 2016, un visitante pasa junto a sillitas de coches producidas por Takata Corp en una sala de la compañía en Tokio/Foto: AP

Dos personas murieron en accidentes automovilísticos recientes en Malasia en los que los infladores de las bolsas de aire de Takata estallaron con demasiada fuerza, pero las autoridades no han determinado aún la causa precisa de las muertes.

Ambos choques involucraron bolsas de aire de Takata en coches Honda City de modelos viejos, de acuerdo con una declaración de Honda el miércoles.

El fabricante de automóviles dijo que los coches en ambos accidentes estaban cubiertos por un retiro para reparar los infladores, pero que no se habían hecho las reparaciones.

Los dos tenían infladores que la compañía no usa en Estados Unidos ni Canadá, pero son usados en otros países, mayormente en Asia, dijo Honda.

Los infladores de Takata pueden estallar violentamente, enviando esquirlas de metal hacia choferes y pasajeros. Al menos 11 personas han muerto en todo el mundo y más de 100 resultaron heridas. Si los infladores causaron las muertes recientes en Malasia, la cifra de muertos sería 13.

El primero de esos choques ocurrió el 16 de abril en el estado de Sabah, de acuerdo com Honda. El inflador en un Honda City del 2006 se perforó en el choque. El auto era parte de un retiro anunciado el 21 de mayo del 2014. El segundo choque ocurrió el 1 de mayo con un Honda City del 2003. Ese coche estaba cubierto por un retiro anunciado el 8 de diciembre del 2014.

En ambos casos, funcionarios de Honda inspeccionaron los vehículos junto con la policía malaya y determinaron que los infladores del lado del chofer habían estallado, de acuerdo con Honda.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *