Bomba en Manchester buscaba máxima letalidad

El atacante que se hizo explotar durante un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande en Manchester buscaba matar a tantas personas —muchas de ellas adolescentes y niños— como le fuera posible, según dice la policía británica.

La ministra del interior británica, Amber Rudd, subrayó el particular barbarismo del ataque, “deliberadamente dirigido contra algunos de los más vulnerables —jóvenes y niños”. / Foto: VOA.

El artefacto que explotó en la Manchester Arena en el momento en que los asistentes al concierto comenzaban a buscar las salidas del estadio cerrado más grande de Europa era una “bomba de clavos”, que lanzó cientos de pedazos de metal hacia la gente.

Al menos 22 personas murieron y más de 50 resultaron heridas, según el reporte más reciente.

Testigos cerca del epicentro de la explosión dijeron que el suelo estaba cubierto de tornillos y clavos. Los médicos que acudieron a la escena del ataque reportaron con horror que tuvieron que atender heridas de metralla.

La ministra del interior británica, Amber Rudd, subrayó el particular barbarismo del ataque, “deliberadamente dirigido contra algunos de los más vulnerables —jóvenes y niños en un concierto de pop”.

Las autoridades británicas creen haber identificado al sospechoso, pero su nombre aún no ha sido divulgado. Al menos otra persona relacionada con el ataque —un hombre de 23 años— fue detenida en Manchester. Mientras tanto el grupo extremista Estado islámico dijo que el hombre que se inmoló en la explosión era un “soldado del califato”.

VOA / CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *