Cambio político en Gran Bretaña: Se va Cameron, entra May

En una danza política meticulosamente coreografiada, David Cameron dejó de ser el primer ministro de Gran Bretaña el miércoles, abandonando su oficina y su hogar en el 10 de Downing Street y presentando su renuncia poco después en el Palacio de Buckingham.

David Cameron aseguró que May ofrecerá "un liderazgo fuerte, estable" y le deseó éxito en las negociaciones para la salida británica de la Unión Europea. Foto: AP

David Cameron aseguró que May ofrecerá “un liderazgo fuerte, estable” y le deseó éxito en las negociaciones para la salida británica de la Unión Europea. Foto: AP

Theresa May se convirtió en la nueva líder británica al aceptar la invitación para gobernar de parte de la reina Isabel II.

El palacio confirmó en un escueto comunicado que “el honorable parlamentario David Cameron tuvo una audiencia con la reina esta tarde y presentó su renuncia como primer ministro y encargado del Tesoro, la que Su Majestad tuvo la bondad de aceptar con gracia”.

Poco después el palacio difundió una foto de May saludando a la monarca en el palacio.

Tal como lo establece la tradición para cambios de gobierno en Gran Bretaña, Cameron se reunió con la reina y recomendó que sea May, su sucesora como líder del Partido Conservador, la próxima jefa de gobierno.

May comenzó a nombrar a su gabinete una hora después de asumir el cargo, y varios puestos fueron para partidarios de que Gran Bretaña saliera de la Unión Europea.

El nombramiento más notable fue el de Boris Johnson, exalcalde de Londres, que recibió el codiciado cargo de canciller, el principal puesto diplomático. El rubio Johnson, quien habla latín y fue uno de los líderes de la campaña por el Brexit, había aspirado a ser primer ministro, pero su intento se vino abajo debido a disputas internas en su partido.

Philip Hammond, exsecretario de Relaciones Exteriores, fue nombrado jefe del Tesoro, lo que significó la salida de George Osborne, una firme voz en el referendo para que el país permaneciera en la UE. El puesto que ejercía May, de secretaria del Interior, le fue asignado a Amber Rudd.

Cameron renunció tras ofrecer una breve declaración frente a la residencia del primer ministro, donde ha vivido los últimos seis años.

“Ha sido el máximo honor de mi vida haber servido a nuestro país como primer ministro estos últimos seis años, y servir como líder de mi partido por casi 11 años”, dijo Cameron acompañado de su esposa Samantha y sus hijos: Nancy, de 12 años, Elwen, de 10 y Florence, de 5.

AP / CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *