Caso Petrobras cobra su primera víctima del gobierno interino de Brasil

Romero Jucá, Ministro de Planificación del gobierno interino de Brasil/Foto:AFP

Romero Jucá, Ministro de Planificación del gobierno interino de Brasil/Foto:AFP

Un ministro clave en el gobierno interino de Brasil se apartó este lunes de su cargo tras haber sugerido, en un audio filtrado, que la destitución de Dilma Rousseff permitiría detener las investigaciones sobre el multimillonario fraude en Petrobras.

“Voy a pedir un permiso del ministerio (…). Soy uno de los constructores del nuevo gobierno y no quiero de ninguna forma que una manipulación malintencionada pueda comprometer el nuevo gobierno”, dijo el ministro de Planificación, Romero Jucá, investigado en la llamada Operación Lava Jato (Lavadero de autos) que indaga la trama de corrupción destapada en la petrolera estatal.

Este es un gran golpe que recibe la administración de Michel Temer, quien asumió el poder apenas hace 11 días tras la suspensión de Rousseff para ser juzgada en el Senado por manipulación de las cuentas públicas, y aún lucha por sellar su legitimidad.

En fragmentos de conversaciones telefónicas publicadas por el diario Folha de Sao Paulo, Jucá dijo al expresidente de la compañía procesadora de petróleo y gas Transpetro, Sergio Machado, que era necesario un “pacto” para detener las indagaciones, que también incluyera al poder judicial.

“Hay que resolver esa mierda. Hay que cambiar el gobierno para cortar esta sangría”, afirmó Jucá en esa conversación.

Temer, que en principio gobernará por seis meses mientras se realiza el juicio político contra Rousseff, ya ha enfrentado otras polémicas en su joven gobierno, comenzando por su propio gabinete de ministros, formado únicamente por hombres blancos y conservadores, además de tres ministros investigados por la Lava Jato, uno de ellos Jucá.

Al asumir gobierno, Temer insistió en la importancia de la investigación del escándalo en Petrobras, que alcanza a buena parte de la clase política brasileña y ayudó a profundizar la crisis que derivó en la suspensión de Rousseff el pasado 12 de mayo.

“Él necesita dar explicaciones convincentes sobre el caso”, dijo Temer, citado este lunes por el diario O Estado de Sao Paulo, sobre Romero Jucá.

“La Lava Jato tiene mi total apoyo y lo seguirá teniendo”, añadió.

Hombre fuerte del nuevo gobierno, Jucá era el ministro encargado de la importante tarea de reestructurar el dañado presupuesto de Brasil, una de las grandes promesas del presidente interino.

AFP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *