Centroamericanos piden estatus de refugiados para sus hijos

La nicaragüense Nora Sándigo (centro), de 48 años, se sienta en un banco en un parque con cinco de los 817 niños de quien ella tiene la tutela en Miami, Florida, el 8 de julio. /AFP

La nicaragüense Nora Sándigo (centro), de 48 años, se sienta en un banco en un parque con cinco de los 817 niños de quien ella tiene la tutela en Miami, Florida. Archivo/Foto: AFP

Roxana Janet Castillo no puede dormirse si antes no recibe mensajes de texto de sus hijos confirmándole que están bien. Es madre de dos varones y una mujer que viven con su padre en El Salvador, uno de los países más violentos del mundo, y donde los muchachos son cotidianamente acosados por pandillas.

Sus temores aumentaron hace poco cuando dos de sus hijos, de 15 y 17 años, fueron a visitar a su abuelo y unos pandilleros vieron que no eran del área y les preguntaron qué hacían por allí, dijo Castillo durante una entrevista con The Associated Press. A su hija, estudiante universitaria de 19 años, le robaron dos veces su teléfono celular en el autobús.

“Ser joven es un crimen en El Salvador. Mis hijos viven bajo acoso constante”, dijo Castillo que está en tratamiento por linfoma, un cáncer que afecta al sistema inmunológico. “Si no me muero de cáncer, me voy a morir de susto”.

Castillo no quiso que cruzaran la frontera ilegalmente pues no quería exponerlos a los peligros que conlleva el prolongado trayecto por tierra por México y la travesía por el desierto. Pero respiró aliviada cuando el gobierno lanzó un nuevo programa para refugiados que permite el ingreso de menores de Guatemala, Honduras y El Salvador que tienen al menos uno de sus padres con residencia legal en Estados Unidos. La iniciativa fue una luz de esperanza. La demora en el trámite, no obstante, la tiene desconcertada.

“Cuando pienso que no tengo a mis hijos, me dan ganas de llorar. Que me digan ‘Mamá, me pasó algo’. Me voy a morir de angustia”, dijo Castillo. “Los pandilleros están en la calle, hasta los ancianos les tiene miedo porque los acosan y les piden dinero”.

Para ser elegibles para el refugio, los menores deben de cumplir con otros requisitos como permanecer en su país durante el proceso y demostrar que tienen miedo de ser acosados u oprimidos debido a su raza, religión, nacionalidad, opinión política o participación en un determinado grupo social.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *