Colombia deportó a grupo de cubanos

Trece migrantes cubanos no autorizados a vivir en Colombia que se encontraban en un puerto en el Caribe han sido deportados, anunciaron el jueves las autoridades.

En esta imagen, tomada el 21 de noviembre de 2015, los pies de una migrante cubana descansan sobre unas sandalias con los motivos de la bandera estadounidense/Foto: AP

Los pies de una migrante cubana descansan sobre unas sandalias con los motivos de la bandera estadounidense/Foto: AP

Junto a los isleños también fueron expulsados tres ciudadanos de la India, informó la oficina de prensa de Migración Colombia.

La mayor parte de los 16 migrantes fueron detectados en hoteles del puerto de Turbo, en el departamento de Antioquia, al noroeste de Bogotá. Todos alegaron que se iban a dirigir a Migración Colombia para iniciar el trámite de la deportación voluntaria.

De inmediato fueron llevados hasta el aeropuerto del municipio de Carepa —cerca de Turbo— para ser enviados a Bogotá. Aunque en un principio se dijo que los migrantes cubanos iban a ser trasladados a la frontera con Ecuador, más tarde Migración Colombia sostuvo en un comunicado que “se ultimarán los detalles… con el Gobierno cubano para una posible deportación a la isla”.

El Canal Caracol mostró en la noche imágenes en las que se ve a los deportados, en medio de policías, protestando por el procedimiento que se utilizó para expulsarlos.

Uno de ellos, identificado como el cubano Iván Maso, gritó ante las cámaras de televisión que “¡nos trajeron a la fuerza!”, y alegó que había sido víctima de “una trampa” por parte de las autoridades que, según él, le habían prometido un salvoconducto. También se observó a otro cubano agarrado con su mano de una reja mientras que un policía trataba de zafarlo.

“El procedimiento se llevó a cabo luego de verificar la irregularidad migratoria de los ciudadanos extranjeros, quienes se encontraban en diferentes establecimientos comerciales del municipio de Turbo”, aseguró Christian Krüger, director de Migración Colombia.

En tanto, la Iglesia católica de Colombia expresó su solidaridad con los centenares de migrantes cubanos y ofreció acompañarlos a la frontera con Panamá.

En tanto, el sacerdote Manuel Gregorio Paternina, de la diócesis de Apartadó, anunció a través de la emisora Caracol Radio que él y otros compañeros están listos para internarse en la selva y acompañar a los migrantes “con el deseo de visibilizar ese problema”.

Entre 1.300 y 2.400 migrantes cubanos se encuentran sin autorización en Turbo con el fin de que se les permita seguir su camino hacia Estados Unidos. El gobierno del presidente Juan Manuel Santos los ha invitado a que acepten una deportación voluntaria para no tener que recurrir a la expulsión obligatoria. Sin embargo, tras el anuncio decenas de migrantes se internaron en la selva ubicada en la frontera entre Colombia y Panamá.

Migración Colombia informó en la jornada que más de 120 cubanos se han acercado a la entidad para solicitar su deportación voluntaria.

El gobierno central ha dicho que Colombia “no es la causa ni el origen del problema” por el que atraviesan los migrantes cubanos y que se han respetado sus derechos.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *