Consumo de comida chatarra en México disminuyó con impuesto

El impuesto de 8% aplicado por México a los bocadillos altos en calorías ha cumplido con el objetivo de reducir la compra de comida chatarra, pero sólo en una fracción y sólo entre familias pobres y de clase media, de acuerdo con un estudio difundido el martes.

Un documento dado a conocer en la publicación digital PLOS-Medicine, mostró una disminución promedio de 5,1% en la compra de artículos sujetos a ese impuesto, el cual fue implementado en 2014. La reducción fue equivalente a sólo unos 25 gramos (0,88 onzas) por mes por persona.

OBESIDAD_AP

Impuesto a comida chatarra provocó disminución de consumo según estudio. Foto: AP

El estudio no indicó si las familias redujeron su ingesta de calorías, compraron alimentos más sanos, o cambiaron a comida más barata vendida en la vía pública, factores importantes en México, un país afectado por altas tasas de obesidad.

Los detractores del impuesto a la comida rápida han dejado entrever que los mexicanos pobres, frente a las alzas de las frituras procesadas de las grandes compañías, quizá simplemente cambiaron a alimentos similares sin impuesto vendidos por comerciantes callejeros carentes de permisos.

Quienes defienden el impuesto dicen que esas prácticas, conocidas como “sustitución” de comida chatarra, podrían disminuir los avances en las reducciones inducidas por el cobro fiscal, aunque insisten en que no socavan la mejora.

México figura entre los países con mayores tasas de obesidad en el mundo. Siete de cada 10 mexicanos tienen sobrepeso y el país ha rebasado las tasas de obesidad de Estados Unidos, debido principalmente a una dieta de alimentos grasosos y bebidas gaseosas azucaradas, según un informe de la ONU.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *