Cristina de Borbón, de princesa de cuento a villana

Cristina de Borbón, una infanta moderna, deportista y profesional es desde hace cuatro años la paria de la familia real española, vetada de todas las ceremonias oficiales, pero se niega férreamente a abandonar a su marido, acusado de corrupción.

La princesa de España, Cristina de Borbón junto a su esposo Iñaki Urdangrin y sus hijos. Archivo/Foto: AFP

La princesa de España, Cristina de Borbón junto a su esposo Iñaki Urdangarin y sus hijos. Archivo/Foto: AFP

Doce años después de las primeras sospechas sobre su tren de vida y cinco después de abrirse una investigación judicial, Cristina será el lunes juzgada por fraude fiscal, protagonista a su pesar del primer proceso contra un miembro de la realeza española, encabezado por Iñaki Urdangarin, su esposo desde hace 18 años, acusado del desvío de 6 millones de euros públicos.

Algunos la consideran altiva y arrogante, pero Consuelo León, coautora de una biografía editada en 1997, describe a Cristina como una princesa “tímida e introvertida” tras “una infancia muy protegida”.

Nacida el 13 de junio de 1965 en Madrid, era considerada la más divertida y rebelde de los tres hijos de Juan Carlos, intelectual y deportista. En 1988 participó en los Juegos de Seúl como miembro del equipo olímpico de vela y abanderada de España.

Pero, la gran sonrisa que solía lucir bajo su rubia cabellera se convirtió en los últimos años en una mueca forzada, a veces incluso con ojos vidriosos.

Su hermano pequeño Felipe VI, de quien era muy próxima, no la invitó al día más importante de su vida: su proclamación como rey, el 24 de junio de 2014. Y un año después, le retiró el título de duquesa de Palma que había recibido como regalo de bodas.

“Ella no acepta psicológicamente lo ocurrido: es tremendo, desde el año 2011, ellos han desparecido de la Casa Real”, explica a la AFP la periodista Ana Romero, autora de un libro sobre el fin del reinado de Juan Carlos I, forzado a abdicar en 2014 sacudido por varios escándalos, entre ellos éste.

“Ellos entienden que han sido condenados ya antes de ser juzgados y que es injusto y lo viven muy mal”, agrega.

AFP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *