EE. UU. apresura paso para aprobar criticado tratado comercial con Unión Europea

Presidente Obama y Canciller Merkel, este domingo durante su rueda de prensa en Hannover. Alemania.

Presidente Obama y Canciller Merkel, este domingo durante su rueda de prensa en Hanóver, Alemania.

El presidente estadounidense, Barack Obama, de visita durante dos días en Hanóver, Alemania, instó este domingo a “seguir avanzando” en el tratado de libre comercio, actualmente en negociación con la Unión Europea, pese a las críticas generalizadas que despierta el acuerdo.

“Angela (Merkel) y yo estamos de acuerdo en decir que Estados Unidos y la Unión Europea necesitan seguir avanzando con la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (conocido como TTIP por sus siglas en inglés)”, declaró Obama durante una rueda de prensa conjunta con la canciller alemana.

El salón industrial de Hanóver, el más importante del mundo y en el que este año Estados Unidos es el país invitado, ofrece a ambos mandatarios una buena vitrina para promover el acuerdo, que está levantando fuertes críticas, tanto por su contenido como por la opacidad con la que se está negociando.

Por su parte, Merkel consideró que el tratado era, “desde una perspectiva europea, de gran ayuda para permitir crecer la economía”.

Un cuestionamiento cada vez mayor. Estados Unidos y la Unión Europa trabajan desde 2013 en este vasto acuerdo, del que comenzará una 13ª ronda de negociaciones la semana próxima en Nueva York.

Las negociaciones sobre el TTIP se encuentran atascadas por fuertes divergencias entre las dos partes, alimentadas por un escepticismo creciente de las opiniones tanto en Estados Unidos como en Europa. En Hanóver, decenas de miles de personas se manifestaron el sábado contra el megaproyecto.

Igualmente en el seno del gobierno alemán, considerado uno de los principales defensores del proyecto en Europa, crece la impaciencia.

El acuerdo “fracasará” si no hay concesiones por parte de Washington, advirtió el domingo el ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel. El número dos del ejecutivo germano rechazó una vez más un texto que por el momento él resume en dos palabras: “Compre americano”

También Francia está oponiendo resistencia. De hecho, el presidente François Hollande se niega a hablar del TTIP en un encuentro organizado por Merkel en Hanóver en el que además de Hollande y Obama también estarán los dirigentes italiano y británico, según el semanario alemán Der Spiegel. La razón esgrimida: el tema es demasiado impopular en Francia.

El presidente estadounidense, de gira por Europa, reiteró el domingo sus advertencias a Reino Unido en materia comercial sobre una eventual salida de la UE. En caso de Brexit, Londres “no estará en posición de negociar algo con Estados Unidos más rápido que la UE”, subrayó.

AFP/Natalia González, Redacción CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *