Ejército sirio prepara trampa y mata a 17 extremistas

Esta imagen muestra tomas captadas por un avión no tripulado que presuntamente dejan ver ofensiva contra el EI, cerca de Damasco, Siria, el domingo 27 de diciembre de 2015/Foto:AP

Esta imagen muestra tomas captadas por un avión no tripulado que presuntamente dejan ver ofensiva contra el EI, cerca de Damasco, Siria, el domingo 27 de diciembre de 2015/Foto:AP

Fuerzas del gobierno sirio colocaron trampas explosivas en un grupo de edificios agrícolas en la provincia sureña de Dara y las detonaron mientras varias facciones rebeldes islámicas se reunían allí, lo que dejó 17 extremistas muertos, dijeron el domingo activistas de oposición.

El estallido, ocurrido el sábado por la noche, fue el golpe más reciente a los insurgentes poco después del asesinato la víspera de un poderoso líder rebelde en las afueras de Damasco. Lo sucedido podría fortalecer la posición del gobierno sirio antes de las conversaciones de paz sobre la guerra en el país a efectuarse en Ginebra el mes próximo.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, reportó la explosión en el poblado de Kfar Shams. Ahmad al-Masalme, un activista opositor radicado en Dara, dijo que los explosivos fueron colocados de antemano en la granja y se les hizo estallar cuando los extremistas se habían reunido allí.

“Una vez que los milicianos ingresaron a la granja, los explosivos fueron detonados y ello provocó la muerte de 17”, afirmó al-Malsame.

La agencia noticiosa estatal siria reportó que varios combatientes del Movimiento Islámico Muthana perdieron la vida y que dos de sus “guaridas fueron demolidas en Kfar Shams”.

En Turquía, hombres armados balearon de muerte al activista sirio Naji al-Jarf mientras caminaba en una calle en la ciudad sureña de Gaziantep, según indicaron el Observatorio y el grupo noticioso Shaam Network, de la oposición siria. Al-Jarf era el director de la revista Hinta, partidaria de la oposición, de acuerdo con la Shaam Network.

El jefe del Observatorio, Rami Abdurrahman, dijo que al-Jarf fue muerto con una pistola equipada con silenciador, y agregó que se desconoce el móvil de su asesinato.

Nadie se adjudicó de inmediato la responsabilidad por el homicidio.

La identidad de los combatientes islámicos muertos en la explosión de la fábrica no se conocía hasta el momento, y tampoco está claro si todos pertenecían al Movimiento Muthana u a otra facción. El movimiento en sí es un grupo relativamente menor de insurgentes islámicos y tiene su sede en Dara.

El área donde ocurrió el ataque se encuentra dentro de un triángulo que vincula algunos suburbios de Damasco con las regiones sureñas de Dara y Quneitra. Se sabe que en el poblado en sí hay muchas granjas de pollo, que suministran huevo a amplias partes de Siria. Aparentemente el ataque ocurrió en una de esas granjas.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *