El papa visitará una Ciudad Juárez sin violencia

El polvoriento patio de una cárcel donde los reos sueldan la campana de una torre con miras a la visita del papa Francisco del 17 de febrero es un símbolo de los cambios que ha habido en la otrora infernal Ciudad Juárez, tanto dentro como fuera de los muros del penal.

Reclusos trabajan en la construcción de una capilla en una cárcel de Ciudad Juárez que el papa Francisco visitará el 17 de enero/Foto: AP

Reclusos trabajan en la construcción de una capilla en una cárcel de Ciudad Juárez que el papa Francisco visitará el 17 de enero/Foto: AP

Algunos ven la visita del pontífice como un reconocimiento a la transformación registrada en uno de los sitios más violentos de la tierra; para otros, en cambio, es una forma de llamar la atención a los problemas que todavía hay que resolver en esta metrópoli de la frontera con Estados Unidos.

El papa hará una inusual visita a la Prisión Número 3, que supo representar el poderío de las pandillas. Bandas enemigas ejercieron alguna vez un control total sobre el penal, se mataban entre ellas a tiros y puñaladas, vendían drogas y se recluían en celdas para las que solo ellos tenían las llaves. Ellos imponían la disciplina carcelaria y llenaron de grafitis la instalación con capacidad para 3.000 reos.

“Este era el mayor picadero de Ciudad Juárez”, dijo declaró el director de las cárceles del estado de Chihuahua Jorge Bissuet Galarza. Las cosas no estaban mejor en otros centros carcelarios: En el 2010, el año de mayor violencia, 216 reos fueron asesinados en los penales estatales.

“No podías entrar a un centro penitenciario del estado de Chihuahua sin la autorización de los internos. Ellos gobernaban”, expresó Bissuet Galarza.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *