El zika y su nexo con microcefalia en bebés siembran el pánico Latinoamérica

Una mujer embarazada espera para ser atendida en el Hospital Materno Infantil de Tegucigalpa, Honduras, el 21 de enero de 2016/Foto:AFP

Una mujer embarazada espera para ser atendida en el Hospital Materno Infantil de Tegucigalpa, Honduras, el 21 de enero de 2016/Foto:AFP

Llegó disfrazado de inofensivo hermano menor del dengue. Pero el virus del zika, transmitido por el nefasto mosquito Aedes aegypti, tenía un as bajo la manga: los bebés comenzaron a nacer con microcefalia y ahora la epidemia siembra pánico en Latinoamérica.

Hace tres meses, mientras las primeras noticias sobre la relación entre el zika y la microcefalia comenzaban a ganar espacio en los medios brasileños, Jacinta Silva Goes supo que su tercer hijo venía en camino.

Esta inquietud ha causado fenómenos curiosos, como una inusitada alza del precio de los repelentes en Brasil, la fumigación masiva del mayor cementerio de Lima y la recomendación de los gobierno de Colombia y El Salvador de no quedar encinta.

Y, después de meses de especulaciones, esta semana científicos brasileños confirmaron que el zika se contagia de madre a hijo a través de la placenta. Pero aún no han podido comprobar que esta enfermedad produzca microcefalia en el feto, aunque es la principal sospechosa.

Actualmente hay casi 3.900 casos sospechosos de esta malformación en el gigante sudamericano. En noviembre, cuando se anunció el posible vínculo entre el zika y la microcefalia, se habían registrado 1.248 casos. Como referencia, en todo 2014, 147 bebés fueron diagnosticados de microcefalia en Brasil.

La microcefalia ocurre cuando la circunferencia del cráneo es igual o inferior a 33 centímetros y acarrea dificultades en el desarrollo intelectual.

Además, los científicos también estudian un posible vínculo del zika con el síndrome de Guillain-Barré, que causa una parálisis que puede ser irreversible.

Según la OPS, 18 países de Latinoamérica y el Caribe han confirmado circulación autóctona del zika. El más afectado es Brasil, cuyo Ministerio de Salud no ha divulgado una cifra del total de enfermos sino de los vinculados a la microcefalia, que se ha limitado a sus fronteras.

Colombia tiene 13.500 infectados; El Salvador 5.561 y Honduras 608. En los demás países los pacientes se cuentan por decenas. Panamá, que suma 38, descartó que haya “un riesgo importante a la salud pública”, en palabras de la vicepresidenta y canciller, Isabel De Saint Malo.

La infección provoca síntomas parecidos al dengue y la chicunguña -fiebre, dolor de articulaciones y erupciones en la piel- y se trata de la misma forma: paracetamol, reposo y abundante líquido. No existe un tratamiento específico.

AFP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *