En lugar de sumar Maduro pareció restar votos al oficialismo venezolano

Nicolás Maduro no pudo resistir a la tentación de emular a su mentor político al involucrarse en la reciente contienda electoral e intentar convertirse en el portaaviones electoral que para sus aliados fue el fallecido Hugo Chávez desde que asumió el poder en 1999.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla con partidarios desde un camión ante el palacio presidencial de Miraflores en Caracas, Venezuela, el miércoles 9 de diciembre de 2015/Foto: AP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla con partidarios desde un camión ante el palacio presidencial de Miraflores en Caracas, Venezuela, el miércoles 9 de diciembre de 2015/Foto: AP

Pero en lugar de ser una plataforma de despeje que ayudase a los candidatos oficialistas a alcanzar altas votaciones, terminó por dejar en evidencia que su liderazgo hizo agua en momentos en que el país atraviesa por una grave crisis económica y social.

Para muchos, Maduro es el gran derrotado de los comicios legislativos del pasado seis de diciembre.

A diferencia de pasadas campañas electorales, cuando se podía ver por doquier afiches y vallas de los candidatos del Partido Socialista con la imagen del presidente Chávez, que levantaba sus manos, la imagen de Maduro en estos últimos meses de campaña brilló por su ausencia.

Pero en uno de sus escenarios favoritos, la televisión, el mandatario copó la escena electoral y promovió sus candidatos en actos públicos en distintas regiones del país, donde incansablemente se le veía entregando computadoras portátiles y tabletas a estudiantes, automóviles a taxistas, electrodomésticos y viviendas a los pobres, siempre en compañía de los aspirantes oficialistas.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *