Grupos hondureños y nicaragüenses exigen justicia por el crimen de Berta Cáceres

La ambientalista hondureña, Berta Cáceres/Foto: www.voselsoberano.org

Un grupo de mujeres indígenas hondureñas y estudiantes universitarios exigieron en Tegucigalpa justicia a casi un año del asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, caso por el cual hay ocho personas encarceladas.

“Hoy estamos conmemorando el asesinato de nuestra Berta”, dijo a Efe Margarita Pineda, representante del Movimiento Indígena Lenca de La Paz (MILPH), que participó este jueves en un foro sobre la lucha de las mujeres indígenas contra el despojo del agua, celebrado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Enfatizó que el pueblo lenca ha “sufrido mucho” por la “irreparable pérdida” de Cáceres, quien fue asesinada a tiros en su casa, en la ciudad de La Esperanza, el 3 de marzo de 2016, pese a contar con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para protegerla de las amenazas constantes que recibía.

“Con la siembra de nuestra hermana desgraciadamente por luchar contra este sistema nos la quitaron, nos la robaron, le robaron la vida, pero la lucha sigue”, subrayó la dirigente, y afirmó que en algún momento sintió “temor” pero eso se ha “ido desvaneciendo”.

Aseguró que la muerte de Cáceres fue “por oponerse” a la concesión otorgada a la empresa Desarrollos Energéticos Sociedad Anónima (DESA), responsable del proyecto hidroeléctrico al que se oponía la ambientalista y que está paralizado desde su asesinato.

Entretanto, en Nicaragua, decenas de mujeres y hombres se concentraron en un barrio exclusivo de Managua, donde se encuentra la sede de la embajada de Honduras, para lanzar consignas y entonar cantos en honor de Cáceres.

“¡Berta vive!”, “No más asesinatos contra mujeres defensoras de derechos humanos”, y “¡Justicia para Berta!”, estaban entre las consignas de los manifestantes.

Cáceres, una activista medioambiental, fue asesinada a balazos en su vivienda el 3 de marzo del año pasado, a pesar de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) había recomendado al Gobierno hondureño que protegiera su vida debido a las amenazas de muerte que recibía por defender los recursos naturales.

“Hay una indignación profunda de las organizaciones ambientalistas por este asesinato brutal de Berta Cáceres, una mujer que nos ha dejado un ejemplo enorme de esperanza, de lucha, sobre todo que no vamos aceptar que estos casos queden en la impunidad, que las autoridades deben de responder”, dijo a Efe la presidenta de la organización ambientalista Popol Na, Mónica López Baltodano.

Los manifestantes entregaron una carta a la delegación diplomática de Honduras en Managua, en la que demandaron que el caso sea resuelto.

Grupos feministas también se manifestaron en ciudades del norte de Nicaragua, en favor de que el asesinato de la líder hondureña sea resuelto.

Cáceres recibió en 2015 el Premio Medioambiental Goldman, que entrega la Fundación Ambiental Goldman, a los mayores defensores de la naturaleza.

Efe

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *