Honduras y El Salvador le apuestan a ofensiva diplomática en EE. UU. para extender el TPS

Esta semana será clave para El Salvador y Honduras en Washington en sus esfuerzos diplomáticas para intentar convencer a la administración del presidente, Donald Trump para que se prolongue el estatus de protección migratoria especial, también conocida como TPS que beneficia en la actualidad a miles de sus ciudadanos de esos países centroamericanos.

Los titulares de las cancillerías de El Salvador y Honduras dedican sus esfuerzos para  buscar que el TPS siga vigente para sus ciudadanos.

En el caso hondureño, la cancillería se ha abocado a reunirse con subsecretario de Estado, Thomas Shannon, y con representantes del Departamento de Seguridad Nacional para lograr la décimo cuarta ampliación de este beneficio migratorio. Uno de los argumentos de la jefa de la diplomacia hondureña, María Dolores Agüero es el aspecto humanitario.

Noviembre es un mes clave, ya que las autoridades de Estados Unidos deciden si amplían el TPS para hondureños y nicaragüense. Aunque la fecha de expiración de este beneficio migratorio es el 5 de enero del 2018, las autoridades de Honduras han desplegado una comitiva para convencer a las autoridades norteamericanas de extender este el TPS a para más de 86 mil de sus ciudadanos.

En el caso de El Salvador, el canciller Hugo Martínez, viaja a Washington el jueves y el viernes para buscar extender ese beneficio para sus nacionales. Según la cancillería salvadoreña, más de un centenar de congresistas, tanto demócratas como republicanos, han respaldado la extensión del TPS.

Martínez estuvo hace unos días en Los Angeles en un foro explicando las aportaciones de los salvadoreños a la economía y la sociedad estadounidense. El viernes protagonizará uno similar en Washington.

Recordemos que en enero vence el plazo para prorrogar el TPS para los salvadoreños, que suman  unos 200 mil en la unión americana, y el cual caduca en marzo.

Estados Unidos otorga el estatus de protección temporal conocido como TPS a ciudadanos de países con condiciones extraordinarias, como conflictos armados o naturales, designados en la lista del Departamento de Seguridad Nacional.

El anuncio de la administración de Trump de que no renovará el TPS en el caso de los ciudadanos de Haití  es una de las señales que ha prendido las alarmas entre los países centroamericanos.

A pesar de esto, las administraciones estadounidenses previas han renovado esta protección migratoria especial a estas naciones centroamericanas. En el caso de Honduras y Nicaragua se concedió después de que el huracán “Mitch” arrasara Centroamérica en 1998. Para El Salvador llegó en 2001 tras dos graves terremotos.

Redacción CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *