Hondureña demanda a EEUU por trato en centro de detención

Una hondureña que huyó de la violencia de su país ha demandado al gobierno de Estados Unidos por los cuatro meses que estuvo detenida con su hijo tras cruzar la frontera ilegalmente y por el supuesto maltrato que recibió en un centro de detención para familias.

Foto de archivo, 20 de mayo de 2016, de la asesora en seguridad nacional Amy Pope en la Casa Blanca en Washington. Estados Unidos anunció el martes 26 de julio de 2016 medidas que buscan ayudar a centroamericanos gestionar asilo. Las autoridades estadounidenses ampliarán sus recursos para verificar las solicitudes de asilo provenientes de Guatemala, Honduras, El Salvador y comenzarán a admitir acompañantes adultos de los menores refugiados. Pope dijo que Costa Rica comenzará a brindar refugio a hasta 200 solicitantes de asilo en alto riesgo por hasta seis meses, tras haber suscrito un acuerdo con la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional de las Migraciones (AP Foto/Andrew Harnik)

Las autoridades estadounidenses ampliarán sus recursos para verificar las solicitudes de asilo provenientes de Guatemala, Honduras, El Salvador y comenzarán a admitir acompañantes adultos de los menores refugiados. Amy Pope de seguridad nacional, dijo que Costa Rica comenzará a brindar refugio a hasta 200 solicitantes de asilo en alto riesgo por hasta seis meses, tras un acuerdo con la ACNUR/Foto: AP Foto/Andrew Harnik

Suny Rodríguez Alvarado, de 40 años, asegura en una demanda presentada en la corte federal de Nueva Jersey, que ella y su hijo Angelo, de ahora nueve años, fueron retenidos ilegalmente, presionados a menudo a firmar papeles para ser devueltos a Honduras, mantenidos en cuartos con muy bajas temperaturas y sometidos a un estrés que les provocó sufrimiento sicológico.

Rodríguez espera recibir compensación económica por los abusos cometidos, dice la demanda, que señala que el monto se estipulará en el juicio.

La hondureña llegó ilegalmente y por primera vez a Estados Unidos en 1998. Al no comparecer en la corte de inmigración, un juez ordenó su deportación, pero tras el huracán Mitch que azotó Honduras en octubre, Rodríguez recibió un estatus de protección temporal, dice la demanda.

En el 2004 la madre y el padrastro de la demandante fueron asesinados en Honduras. La hispana regresó a su país natal para investigar sus muertes. En la demanda, los abogados de Rodríguez aseguran que ésta fue hostigada por la policía hondureña porque denunció que fueron policías los que cometieron los asesinatos.

A finales del 2014 y tras denunciar a policías corruptos, Rodríguez huyó a Estados Unidos con Angelo debido a que la policía “intensificó sus abusos”, según la demanda.

Tras ser arrestada por agentes de patrullas fronterizas estadounidenses en enero del 2015, Rodríguez y su hijo fueron supuestamente presionados para firmar su deportación y después transferidos a la custodia de los agentes de Inmigración y Control de Aduanas.

Madre e hijo no fueron al final separados y tras demostrar que era peligroso regresar a Honduras, fueron dejados en libertad en mayo del 2015. Rodríguez vive ahora con Angelo y otros de sus hijos en Nueva Jersey y tiene autorización para residir en el país.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *