Guatemala reacciona y denuncia que Informe de la OEA exculpa a Belice de la muerte de niño guatemalteco en la frontera

El canciller guatemalteco Carlos Raúl Morales se mostró molestó con lo señalado por la representante de la Organizacion de Estados Americanos, OEA,  Magdalena Talamás sobre la muerte de un menor en la frontera entre Guatemala y Belice y calificó como poco diplomáticas sus declaraciones.

Y esta reacción se produce, luego que este viernes se revelaran los detalles de un informe solicitado a dos expertos por la OEA, sobre el asesinato de un niño guatemalteco en la zona de adyacencia entre Guatemala y Belice, exculpó a las fuerzas armadas beliceñas de su muerte, y la entidad exhortó a ambos países a que dejen los conflictos en el pasado.

Frontera entre Guatemala y Belice/Foto: Google

Frontera entre Guatemala y Belice/Foto: Google

Magdalena Talamás, representante de OEA para el conflicto entre Guatemala y Belice, respecto a la muerte del menor señaló en una rueda de prensa: “No podemos cambiar lo que pasó, es momento de dar vuelta a la página”. Talamás dio a conocer un informe que dijo fue elaborado por dos “investigadores independientes”, según el cual en el lugar del incidente no se encontraron varias de las evidencias que harían parte del caso y que los militares beliceños no habrían disparado.

“Las heridas tanto del padre, como del hijo menor, como las heridas que causaron la muerte de Julio René Alvarado Ruano no fueron ocasionadas por proyectiles de arma de fuego de las fuerzas de defensa de Belice”, dijo. El 20 de abril de 2016, Julio René Alvarado, de 14 años, murió por ocho impactos de bala, cuatro de ellos por la espalda. En el hecho resultaron heridos su padre, y su hermano, de 12 años.

El incidente elevó las tensiones entre ambos países que mantienen una disputa territorial de más de 50 años. Según el informe, las armas de fuego que causaron la muerte del menor fueron un rifle calibre .22 y una escopeta calibre 12.

El informe reveló que quienes que portaban las armas de fuego en el incidente eran dos personas de la ONG “Friends for Conservation and Development” (Amigos para la Conservación y el Desarrollo) que hacían patrullajes en el lugar y que estaban bajo el mando de un teniente militar beliceño, quién también disparó su carabina, sin ocasionar heridas a las víctimas.

El informe detalla que las personas que dispararon fueron Benjamin Cal y Darren Harrys de FCD, bajo el mando del teniente Erwin Rodríguez de las Fuerzas de Defensa de Belice y que los disparos se habrían hecho supuestamente en defensa propia. Los expertos que elaboraron el informe, James E. Hamby y Patricia Rosa Linda Trujillo Mariel, se basaron en entrevistas a soldados beliceños y a las víctimas, revisión de decenas de correos electrónicos de diplomáticos y visitas al lugar, entre otras indagaciones.

El menor y su familia, de escasos recursos, laboraban como agricultores que cultivaban calabaza y frijol y cazaban un roedor que habita en la zona, llamado tepezcuintle, para comer. El canciller guatemalteco Carlos Raúl Morales se mostró molestó con lo señalado por Talamás y calificó poco diplomáticas sus declaraciones.

AP/CB24

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *