La búsqueda de los desaparecidos en las montañas de Guerrero en México

La primera vez que hombres y mujeres salieron a excavar en busca de sus familiares desaparecidos, no sabían cómo hacerlo.

Padres de Gerardo Alberto Alcocer salen del cementerio local tras visitar la tumba de su hijo en Huitzuco, México. Archivo/Foto: AFP

Padres de Gerardo Alberto Alcocer salen del cementerio local tras visitar la tumba de su hijo en Huitzuco, México. Archivo/Foto: AP

El líder de la expedición les dijo que buscaran tonos de color distintos en el terreno, evidencia de que la tierra había sido removida. Les pidieron identificar alguna depresión en el suelo. Eso podría señalar una fosa clandestina.

Se encaminaron a las montañas con palas y picos y se detuvieron en un campo donde un hombre les dijo que, a veces, olía mal. En un terreno lleno de yerbas, arbustos espinosos y salpicado de flores amarillas y moradas, comenzaron a excavar. Diez centímetros, 20, 40, 60 y entonces pararon: entre la tierra apareció un hueso.

Mujeres y hombres lloraron, algunas rezaron, y luego siguieron la búsqueda en el terreno hasta que encontraron seis fosas.

“Sabíamos que íbamos a buscar gente enterrada, pero nunca nos imaginamos qué es lo que íbamos a encontrar”, dijo Mario Vergara, quien busca a su hermano desaparecido el cinco julio de 2012 en la localidad cercana de Huitzuco. “Lo que vimos nos quebró”.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *