La literatura se viste de luto por muerte del italiano Umberto Eco

Gran intelectual italiano, el escritor Umberto Eco, fallecido la noche del viernes a la edad de 84 años, era un universitario, lingüista y filósofo que conoció la gloria mundial con “El nombre de la rosa”, un relato policial medieval y erudito.

Umberto Eco fue un escritor y filósofo italiano, experto en semiótica, célebre sobre todo por su novela El nombre de la rosa. Foto AFP

Umberto Eco fue un escritor y filósofo italiano, experto en semiótica, célebre sobre todo por su novela El nombre de la rosa. Foto AFP

Este filósofo de formación, reconocido tardíamente cuando se acercaba a los 50 años, publicó en 1980 esa su primera novela, de la que se vendieron millones de ejemplares en 43 idiomas.

El director francés Jean-Jacques Annaud la llevó al cine con Sean Connery en el papel del hermano Guillermo de Baskerville, exinquisidor franciscano encargado de resolver la sospechosa muerte de un monje en una abadía del norte de Italia..

Repleto de citas en latín, el policial de este semiólogo orondo y afable también tuvo sus ediciones piratas, entre ellas una en árabe titulada “Sexo en el convento”.

Otra consecuencia, no despreciable para el sector editorial italiano, “El nombre de la rosa relanzó la novela en Italia y la literatura italiana en el extranjero. Los escritores italianos se volvieron a traducir”, destaca el crítico y novelista italiano Alain Elkann.

Eco, nieto de un editor de la pequeña burguesía, contó que empezó a escribir a los 10 años unas historia que él mismo editaba.

Nacido el 5 de enero de 1932 en Alessandria (norte de Italia), Eco estudió filosofía en la Universidad de Turín y consagró su tesis al “problema estético en Tomás de Aquino”.

Este especialista de historia medieval que tradujo a Nerval al italiano y conocía al dedillo Cyrano de Bergerac, trabajó también en la radiotelevisión pública italiana RAI, lo que le permitió estudiar el tratamiento de la cultura por los medios de comunicación.

Políglota, casado con una alemana, Eco dio clases en varias universidades, sobre todo en Bolonia (norte), donde ocupó la cátedra de semiótica hasta octubre de 2007, año de su jubilación.

Eco explicó que llegó tarde a la ficción por “considerar la escritura novelesca un juego de niños que no tomaba en serio”.

AFP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *