Los osos del Pirineo retrasan su hibernación por las altas temperaturas

Los osos pardos de los Pirineos, la cordillera que separa España y Francia, viven un invierno inusualmente cálido y en vez de hibernar en una cueva siguen buscando comida en pleno enero.

Oso Pardo. Imagen Ilsutrativa/Foto: osopedia.com

Oso Pardo. Imagen Ilsutrativa/Foto: osopedia.com

La segunda semana de enero, los trabajadores del Parque Natural del Alto Pirineo (noroeste de España) se quedaron boquiabiertos con las imágenes que habían captado sus cámaras: en medio de una zona rocosa y con algunos árboles todavía con hojas, una osa y tres oseznos hurgaban buscando comida.

“No es normal que nos encontremos una hembra con tres crías que en pleno enero no estén hibernando. Al menos han estado una semana fuera de la cueva”, explicó este jueves a la AFP Santiago Palazón, responsable del servicio de biodiversidad y protección animal del gobierno regional de Cataluña.

La hibernación de estos plantígrados suele empezar a finales de noviembre y se alarga hasta principios de abril, aunque en los machos este período puede ser más corto.

Pero el cálido invierno vivido en esta región de alta montaña, con temperaturas entre cinco y seis grados por encima de la media habitual y sin apenas nevadas, parece haber alterado sus costumbres.

AFP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *