OFAC de EE. UU. comunica a diarios panameños que no renovará licencia de operación

El grupo editorial GESE, aglomera al diario El Siglo y La Estrella de Panamá, el decano de la prensa canalera. Imagen con fines ilustrativos

La Oficina de control de Activos Extranjeros de Estados Unidos, OFAC por sus siglas en inglés, comunicó formalmente a los abogados en Washington D.C., que no renovará la licencia a los diarios El Siglo y La Estrella de Panamá, con lo cual ciudadanos estadounidenses no podrán hacer negocios con estos medios.

“Extender la licencia general sería inconsistente con las políticas actuales del gobierno de los Estados Unidos”, señala la carta en la que se niega la extensión de la licencia.

A pesar de este hecho los directivos del grupo editorial GESE, dueño de los rotativos se comprometieron a continuar la publicación de ambos medios en sus plataformas de papel y digital, como hasta ahora lo han hecho.

“Sabemos del gran apoyo del pueblo panameño, nuestros anunciantes y de la sociedad en general, por ello nuestro compromiso y firme disposición de seguir adelante”, dijo Eduardo Quirós, presidente del grupo editorial.

El domingo pasado, el embajador de Estados Unidos en Panamá, John Feeley, había adelantado que “no hay prórroga” para que el grupo editorial panameño extienda sus operaciones comerciales con estadounidenses.

Recordemos que la OFAC, una dependencia del Departamento del Tesoro estadounidense, amplió en enero durante seis meses la autorización de las transacciones necesarias para la operación de GESE, horas antes de que expirara una licencia similar aprobada en junio anterior.

El Gobierno estadounidense impuso sanciones por un caso de supuesto blanqueo de dinero procedente del narcotráfico al propietario de los diarios, el empresario panameño Abdul Waked, uno de los más poderosos del país.

Debido a la inclusión en la llamada Lista Clinton de la OFAC, que impide a los estadounidenses la relación comercial con los sancionados, los negocios del Grupo Waked han pasado dificultades para sobrevivir y, en la mayor parte de los casos, han sido incluidos en un fideicomiso para ser vendidos a terceros.

Las licencias emitidas por el Tesoro han permitido la continuidad de las operaciones en algunos casos, como el de GESE.
Cuando Estados Unidos anunció la última extensión de licencia, el Gobierno de Panamá pidió que la misma fuera aprovechada por la empresa propietaria “para buscar una salida sostenible” a su situación.

Los representantes del diario han expresado reiteradamente que su deseo es que los diarios fueran excluidos de los efectos negativos de la Lista Clinton por su condición especial de medios de comunicación social.

Waked se ha negado a deshacerse de los diarios El Siglo y La Estrella de Panamá, este último el decano de la prensa panameña con 168 años, que fue fundado en 1849. Ambos rotativos cuentan con unos 250 trabajadores.

En estos momentos no existe ningún juicio abierto en Estados Unidos contra Abdul Waked y la Justicia panameña sobreseyó el caso que había abierto contra él en noviembre del año pasado por falta de pruebas.

La ausencia de una condena o investigación judicial en contra del empresario es la principal crítica a las sanciones en Panamá, donde se ve las medidas comerciales como una acción unilateral de Estados Unidos que afecta injustificadamente al país canalero.
Agencia EFE / Redacción CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *