Organismo Internacional condena anulación de candidatura de oposición nicaragüense

Human Rights Foundation (HRF) condenó hoy la decisión de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua que anula la postulación a la presidencia del hasta el momento único candidato de la oposición, el actual diputado Luis Callejas, para los comicios presidenciales del 6 de noviembre próximo.

Daniel Ortega por séptima ocasión  defenderá los colores del sandinismo en un proceso electoral en Nicaragua. Archivo

Daniel Ortega por séptima ocasión defenderá los colores del sandinismo en un proceso electoral en Nicaragua. Archivo

El fallo de la corte —que se encuentra integrada por magistrados acólitos al partido oficialista— deja al actual presidente Daniel Ortega como el único aspirante a la presidencia del país. Callejas era el candidato de la opositora Coalición Nacional por la Democracia, mientras que Ortega es candidato por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional.

El fallo despojó al principal partido de esta coalición opositora de su representante legal, anulando automáticamente el nombramiento de los candidatos de la coalición para las elecciones de noviembre. Esta sería la séptima postulación de Ortega a la presidencia de Nicaragua, su cuarto periodo presidencial y, en caso de adjudicarse la victoria en noviembre próximo, su tercer periodo consecutivo como el máximo dirigente político del país.

“Haciendo uso de toda clase de triquiñuelas, Daniel Ortega ha promovido tramposamente reformas constitucionales y fallos judiciales ilegales con el objetivo de extender su poder indefinidamente, al igual que lo han hecho en años pasados otros presidentes latinoamericanos como Evo Morales en Bolivia y Hugo Chávez en Venezuela”, dijo Thor Halvorssen, presidente de HRF. ”El gobierno de Nicaragua tiene la obligación de respetar la independencia de los poderes públicos y de ofrecer a los ciudadanos las garantías necesarias de control y transparencia en las próximas elecciones”, dijo Halvorssen.

En enero de 2014, la mayoría oficialista en la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó reformas constitucionales que, entre otros aspectos, habilitaron al entonces y actual presidente Daniel Ortega a presentarse indefinidamente para la reelección presidencial. La reforma también confirió a Ortega la posibilidad de dictar decretos con fuerza de ley en usurpación de las funciones del poder legislativo, y abrió la posibilidad de elegir al primer mandatario del país en una primera vuelta con mayoría simple de votos. La oposición ha señalado serias anomalías en el proceso electoral, que incluyen la usurpación de competencias al órgano electoral por parte del órgano judicial y la prohibición de que organismos independientes, internos o internacionales supervisen la votación. Sobre esto último, Ortega manifestó: “Observadores sinvergüenzas. Aquí se acabó la observación, que vayan a observar a otros países […] Ahí no hay observación, ni Unión Europea ni OEA, que se vaya a pronunciar. Ellos saben que en Nicaragua se enfrentan a un pueblo que tiene vocación antiimperialista”.

Daniel Ortega consiguió postularse para los comicios presidenciales del 2011 pese a que, en ese entonces, el artículo 147 de la constitución prohibía expresamente la reelección presidencial. Ortega y su partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, iniciaron una campaña para lograr su postulación a la presidencia. El primer intento, una enmienda constitucional por la vía de la Asamblea Nacional, fracasó cuando no obtuvieron los votos necesarios para efectuar la reforma constitucional. Finalmente, el 2010, Ortega logró que la sala constitucional de la Corte Suprema de Justicia, íntegramente compuesta por magistrados afines a su partido, se reuniera en una sesión secreta (sin los magistrados afines al partido opositor) y ratificara un fallo de octubre de 2009 que establece que, dado que los legisladores sí pueden ser reelectos según la constitución, la prohibición de la reelección presidencial era “discriminatoria” contra Ortega.

En comunicación telefónica con HRF, la candidata a vicepresidenta por la coalición de partidos democráticos Violeta Granera señaló que la coalición se encuentra realizando una intensa campaña para revertir la determinación ilegal del Tribunal Supremo de Justicia y garantizar su presencia en los comicios de noviembre. La candidata hizo notar que el 28 de julio próximo será una fecha clave para la democracia nicaragüense, puesto que para este día está marcada la inscripción formal de los candidatos ante el Consejo Supremo Electoral.

“La Carta Democrática Interamericana establece entre los elementos esenciales de la democracia ‘el acceso y ejercicio del poder con sujeción al estado de derecho’, que incluye el principio de alternabilidad o alternancia en el poder”, señaló Javier El-Hage, director jurídico de HRF. “La reelección indefinida como alternativa de diseño constitucional promovida de manera ilegal y fraudulenta por el presidente Ortega, y no como producto de los frenos y contrapesos entre los poderes y partidos políticos del país, violan lo dispuesto en la CDI suscrita por Nicaragua en 2001. El Secretario General Luis Almagro debe tener a Daniel Ortega como segundo de la lista para la aplicación de la CDI después de Venezuela”, dijo El-Hage.

HRF es una organización sin fines de lucro, independiente y apolítica, que promueve la defensa de los derechos humanos a escala mundial, con énfasis en sociedades cerradas.

Comunicado de Human Rights Foundation (HRF) / CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *