Perú abre pequeño museo con 57 víboras venenosas vivas

Perú abrió las puertas de un pequeño museo donde muestra al público 57 serpientes venenosas vivas que fueron capturadas en diferentes partes del país.

En esta foto del 20 de enero de 2016,una mujer rodeada por niños sostiene una víbora no venenosa en el museo de serpientes venenosas de Lima/Foto: AP

En esta foto del 20 de enero de 2016,una mujer rodeada por niños sostiene una víbora no venenosa en el museo de serpientes venenosas de Lima/Foto: AP

El lugar, administrado por el Instituto Nacional de Salud, brinda a los visitantes una mayor comprensión de los ofidios y enseña cómo actuar tras una mordedura.

“Tienen mala reputación… pero no atacan a las personas de manera directa, lo hacen por temor a ser atacadas”, dijo el veterinario Gualberto Marcas, coordinador de animales venenosos del instituto.

Agregó que “cumplen un importante rol en el control biológico, se comen a los roedores y a las lagartijas y generan un equilibrio que puede evitar las plagas”.

El Instituto Nacional de Salud también usa las serpientes venenosas o víboras que muestra a los visitantes para fabricar el suero antiofídico que sirve para contrarrestar las más de 2.000 mordeduras anuales en pies y manos que sufren agricultores y estudiantes en la Amazonía, de los cuales mueren alrededor de una decena, según cifras del Ministerio de Salud.

“Sin estas serpientes no podríamos fabricar el suero antiofídico”, dijo Marcas.

El medicamento se fabrica usando el veneno de víboras de las especies bothrops atrox, bothrops barnetti y bothrops pictus, cuyas mordeduras son las más frecuentes en Perú. El suero se envía a los diferentes establecimientos médicos del país y se usa de forma gratuita cuando llegan quienes han sido mordidos por los ofidios. No obstante, un estudio de la Defensoría del Pueblo publicado en 2015 mostró que 60% de postas sanitarias de la Amazonía carecían del medicamento.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *