Policía de Fronteras de Costa Rica interceptó un microbús con nueve africanos

Momento en las autoridades costarricenses interceptaron un vehículo que transportaba africanos de manera ilegal/Foto: Ministerio de Seguridad de Costa Rica

Momento en las autoridades costarricenses interceptaron un vehículo que transportaba africanos de manera ilegal/Foto: Ministerio de Seguridad de Costa Rica

Oficiales de la Policía de Fronteras del Ministerio de Seguridad Pública interceptaron anoche, en un sector conocido como La Gamba, distrito Guaycará del cantón de Golfito, zona sur del país, un microbús en el que transportaban a nueve africanos en condición migratoria irregular.

El trabajo policial se realizó a las 10 p.m. a la entrada de un camino secundario que conduce hasta el centro de Golfito, cruzando una montaña, el cual, estiman las autoridades, eventualmente también es utilizado por contrabandistas y traficantes de personas.
La Policía de Fronteras confirmó esta mañana la captura en el lugar de un presunto traficante de personas de apellido Núñez, quien permanece a la orden de la Fiscalía para lo que corresponda.
El microbús, el cual no cuenta con permisos para transporte público, fue decomisado mientras avanzan las  pesquisas.
Acerca de Núñez, trascendió que tiene 53 años y es vecino de Palmar Norte de Osa, provincia de Puntarenas.
Los africanos permanecen a la orden de Migración y reciben asistencia humanitaria.
El trabajo de nuestras autoridades, tanto de la Policía de Fronteras, del Servicio Nacional de Guardacostas y de la Fuerza Pública del Ministerio de Seguridad Pública, en diversos puntos de la zona sur del país, han permitido en las últimas horas la detención de otros supuestos traficantes de personas y el rescate de extranjeros en condiciones migratorias irregular.
El sábado, en el Pacífico nacional, jurisdicción de Puerto Jiménez de Golfito, una patrullera de Guardacostas, que mantenía acciones preventivas en un cordón marítimo colindante con Panamá, interceptaron una lancha en la que transportaban a tres africanos.
Este cumplimiento policial se ejecutó en una zona donde las autoridades saben del posible trasiego irregular de personas y en este momento aún mantienen dispositivos de seguridad para detectar cualquier movimiento por parte de “coyotes” o traficantes de personas.
Guardacostas detuvo en esta oportunidad a un costarricense de apellido Caballero y decomisó la lancha involucrada.
Los tres africanos, de apellidos Louis, Caresta y Magi, recibieron asistencia humanitaria y fueron remitidos a Migración para su atención inmediata.

Comunicado Ministerio de Seguridad Pública/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *