Principales desafíos de nuevo gobierno peruano

El hombre que más se beneficiaría del triunfo electoral de Pedro Pablo Kuczynski en Perú,

Los candidatos presidenciales Keiko Fujimori, a la derecha, y Pedro Pablo Kuczynski, saludan al final del debate presidencial patrocinado por el Jurado Nacional de Elecciones en Lima, Perú, el domingo 29 de mayo de 2016/Foto: AFP

Los candidatos presidenciales Keiko Fujimori, a la derecha, y Pedro Pablo Kuczynski, saludan al final del debate presidencial patrocinado por el Jurado Nacional de Elecciones en Lima, Perú, el domingo 29 de mayo de 2016/Foto: AFP

sería el padre de la candidata a la que derrotó por un cerrado margen: el encarcelado exmandatario Alberto Fujimori.

Kuczynski comenzó el viernes la tarea de formar un nuevo gobierno, luego de que su rival Keiko Fujimori reconoció su derrota en las elecciones presidenciales peruanas más disputadas en cinco décadas. Su margen de triunfo fue de menos de 43.000 votos, o 0,2 puntos porcentuales.

Aún más desafiante es su posición en el Congreso, en donde el partido de Fujimori cuenta con 73 de los 130 escaños, mientras que su propia facción tiene solo 18.

Algunos analistas indican que su mejor posibilidad de aliviar las hostilidades podría ser la liberación de Alberto Fujimori a un arresto domiciliario, sacándolo de la prisión en la que cumple una sentencia de 25 años por delitos de corrupción y por su autoría mediata en el asesinato de 25 peruanos ejecutados por escuadrones de la muerte que actuaron bajo su conocimiento según los jueces que lo condenaron en la década de 1990.

Durante la campaña, Keiko Fujimori firmó una promesa de jamás promulgar un indulto, un acto que tenía la intención de mitigar los temores de que su padre podría estar orquestando su gobierno. Kuczynski podría ser más flexible.

En su primera entrevista como presidente electo, reiteró que está en contra de amnistiar a Fujimori, pero que aprobaría una legislación que le daría derecho a los reclusos de mayor edad, incluyendo al exmandatario de 77 años, de concluir sus condenas bajo arresto domiciliario.

Sin embargo, dijo que tiene dudas de si el partido de Fujimori, Fuerza Popular, presionaría por un resultado de ese tipo porque muchos leales conservadores lo considerarían un revés político.

“Ellos quieren que salga por la puerta ancha, pero acá ha habido un proceso”, dijo Kuczynski a la revista Semana Económica.

El ascenso de Kuczynski al poder fue, de muchas maneras, accidental. El veterano economista del Banco Mundial había demostrado pocos instintos políticos, y en una encuesta realizada en febrero sus números lo hundían entre un grupo de varios candidatos. Pero comenzó a subir luego de que dos candidatos más fuertes fueron descalificados por tecnicismos y crecieron los temores de que Fujimori podría traer de vuelta la corrupción y el crimen que son asociadas al gobierno de su padre.

Ahora que ganó, debe tomar las riendas de uno de los países más ingobernables de Sudamérica, inundado en ingresos ilegales por el tráfico de cocaína y donde las tensiones sociales alimentadas por varios proyectos de mineras multinacionales a menudo derivan en disturbios mortales.

Con 77 años de edad, Kuczynski será el presidente más viejo de Perú una vez que preste juramento el 28 de julio, y como exinversionista de Wall Street que pasó gran parte de su vida en Estados Unidos, tiene una notable carencia de atractivo entre los pobres del país. No en vano, a los comediantes televisivos les encanta ridiculizar su español con acento “gringo”

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *