Redes sociales ayudan en histórico éxodo cubano a EE.UU

CUBA-MIGRANTESCuando el verano comenzó a calentar la ciudad cubana de Espíritu Santo, Elio Álvarez y Lideisy Hernández decidieron vender su pequeño apartamento y todo lo que había en él por 5.000 dólares para unirse al movimiento migratorio más grande que ocurre en la isla desde hace décadas.

La compra de dos teléfonos celulares a 160 dólares cada uno, en una escala del viaje por Ecuador, les permitió establecer contacto con un grupo cubano altamente organizado, bien financiado y cada vez más exitoso, que utiliza las redes sociales y las aplicaciones de los smartphones para enviar mensajes de texto, en una travesía por tierra de unos 5.500 kilómetros (3.400 millas), y que se ha vuelto la ruta principal del éxodo de cubanos que van rumbo a Estados Unidos.

Se espera que este años unos 45.000 isleños se desplacen en buses, barcos, taxis o a pie desde Ecuador u otros países de Sudamérica, pasando por Centroamérica hasta llegar a la frontera mexicana con Texas y California, temerosos de que la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba termine con los privilegios migratorios que reciben los cubanos, y que se remontan a la Guerra Fría. Otros miles saldrán en balsas a través del estrecho de la Florida, lo que hace que 2015 sea testigo del mayor desplazamiento de cubanos al extranjero desde que el éxodo de Mariel en 1980, que llevó a 125.000 personas a salir por este estrecho a Miami.

El éxodo por tierra ha causado una crisis fronteriza en Centroamérica, desató tensiones entre Estados Unidos y Cuba, cuya relación se ha distendido, y ha provocado un aumento las solicitudes al gobierno de Estados Unidos para que ponga fin al derecho que tienen los cubanos de que les sea otorgada la residencia legal un año después de que toquen suelo estadounidense.

En el corazón de todo se encuentra la habilidad de los cubanos para cruzar uno de los territorios más peligrosos del mundo relativamente indemnes del daño que les puedan infligir guardias fronterizos corruptos, bandas criminales o traficantes de personas, conocidos como coyotes, que le hacen la vida imposible a muchos otros inmigrantes latinoamericanos. La clave para hacerlo es el flujo de información entre los migrantes que apenas empiezan el viaje y los que acaban de terminar la faena.

“El que va adelante, guía al que va detrás, nos vamos comunicando así”, dijo Hernández, psicóloga de 32 años. “Las redes sociales son los que nos están ayudando a los cubanos en todo el tramo migratorio, más que los coyotes”.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *