Refugiados son tratados en clínica especial en Estados Unidos

Los pacientes de la clínica internacional de medicina familiar en Charlottesville, Virginia, se reúnen con uno de los médicos. (J.Soh/VOA)

La mayoría de las dolencias son la presión arterial alta y la diabetes. Los refugiados además reportan otros problemas incluyendo dolores corporales, dolores de cabeza, mareos y dolores de estómago. (J.Soh/VOA)

Los pacientes de la clínica internacional de medicina familiar en Charlottesville, Virginia, se reúnen con uno de los médicos. (J.Soh/VOA)

Cuando Lubna Abbas llegó a Estados Unidos como refugiada hace seis años, había días en que no podía caminar debido a un problema en su disco vertebral, el cual no podía ser tratado en su país natal, Irak.

“Después de la guerra, muchos médicos fueron secuestrados, asesinados o huyeron. No había nada, ni un buen tratamiento ni un hospital “, dijo a VOA. “Cuando vinimos aquí, me sorprendió encontrar un hospital limpio.”

Limpio no fue todo lo que encontró en la Clínica Internacional de Medicina Familiar en Charlottesville, Virginia.

Ella también consiguió recuperar por completo el uso de sus piernas, después del tratamiento realizado en su disco vertebral.

Ahora no tiene problemas para caminar y asegura que: “Puedo trabajar. Tengo dos empleos a tiempo parcial “, dice.

La clínica que ayudó a Abbas está dedicada a refugiados e inmigrantes, lleva años de atención médica a los pobres o inexistentes, y así sopesar la tensión de vivir en una sociedad violenta o represiva.

Y fue un médico del departamento de Medicina Familiar de la Universidad de Virginia a quien se le ocurrió la idea.

“Cuando llegan, tienen muchos problemas a menudo tanto médicos como psicológicos”, dijo el Dr. Fern Hauck, su fundador.

“Sentí que se podía hacer un mejor entorno en nuestra clínica, allí entonces podríamos entrenar a otros médicos, a nuestro personal de enfermería… para tener un enfoque mucho más amplio de los refugiados”.

Hauck estableció esta clínica en asociación con el departamento local de salud, el Comité Internacional de Rescate (IRC) y la agencia internacional de reasentamiento de refugiados.

Inicios

Charlottesville es una de las 22 ciudades americanas que trabajan con el Comité Internacional de Rescate, con el objetivo de reasentar a los refugiados de todo el mundo.

Y de la mano con la clínica, han atraído por mucho tiempo a los extranjeros, una ciudad que ha estado recibiendo refugiados a un ritmo de 100 a 200 por año.

En sus inicios en los años noventa, la guerra bosnia había terminado recientemente, así que muchos de los primeros pacientes vinieron de Bosnia-Herzegovina.

Desde 1998, Charlottesville ha aceptado unos 3.000 refugiados de 32 países, mucho para una pequeña ciudad de 50.000 habitantes. La mayoría de ellos han sido tratados en la clínica.

La primera visita

A los pacientes se les proporciona un intérprete en el lugar y pasan una hora entera con los médicos, lo cual es muy inusual en la atención médica de los Estados Unidos.

Pero, la necesidad de traducir toma tiempo, y los doctores tienen que tener completa la historia de la salud.

“Muchas de las mujeres, por ejemplo, nunca han tenido una mamografía, nunca han tenido un Papanicolaou, por lo que estamos explicando estas pruebas, ¿por qué lo hacemos aquí, por qué lo recomendamos? Así que también hacemos mucha educación al paciente “, dice Hauck.

Las visitas de seguimiento son la mitad de tiempo, y la interpretación se proporciona por teléfono.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *