Retiran cuerpos de club tras la peor balacera en Estados Unidos

Estudiantes de arte en Mumbai, India, encienden velas frente a un mural en recuerdo de las víctimas de una balacera en Orlando, Florida, el lunes 13 de junio de 2016/Foto: AP

Estudiantes de arte en Mumbai, India, encienden velas frente a un mural en recuerdo de las víctimas de una balacera en Orlando, Florida, el lunes 13 de junio de 2016/Foto: AP

Docenas de cadáveres fueron retirados lentamente durante la noche de un popular club nocturno gay de Orlando después de que un hombre balease a una multitud indefensa con una lluvia de balas que mató a 50 personas y conmocionó a una ciudad conocida por sus parques temáticos familiares.

Cuando el atacante abrió fuego en la madrugada del domingo, interrumpió de forma brusca una noche de copas, bailes y espectáculos de transformismo en una discoteca conocida por su tolerancia hacia todo tipo de público.

El sospechoso, Omar Mateen, entró al recinto armado con un fusil AR-15 y disparó sin descanso— 20 rondas, 40, 50 y luego más, según las autoridades. En un espacio tan reducido, las balas difícilmente erraban. Disparó a la policía. Tomó rehenes.

Cuando cesaron los disparos en el Pulse Orlando, 50 personas habían perdido la vida y docenas más presentaban heridas graves en el peor tiroteo masivo en la historia reciente de Estados Unidos. Mateen, quien según las autoridades había jurado lealtad al grupo extremista Estado Islámico en una llamada al teléfono de emergencias 911 antes del ataque, falleció en un intercambio de disparos con miembros de los equipos especiales SWAT.

“Siempre he sentido que este era un lugar seguro para mi familia, mis hijos. Y ahora, no sé”, dijo Marlon Massey, que vive enfrente del club.

Las autoridades se preguntan si fue un acto de terrorismos e investigan el entorno de Mateen, un ciudadano estadounidense de 29 años de Fort Pierce, en Florida, que trabajó como guarda de seguridad. Su padre recordó como su hijo se molestó cuando vio a dos hombres besándose en Miami y dijo que esto podría estar relacionado con el asalto.

La radio del grupo extremista Estado Islámico calificó a Mateen como “uno de los soldados del califato en América”. Al-Bayan Radio, una emisora afiliada a la milicia radical, elogió el lunes el ataque que causó 50 muertos, diciendo que tuvo como objetivo una reunión de cristianos y homosexuales y que es el peor ataque en suelo estadounidense desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *