Sobrinos de primera dama venezolana acusan a EEUU de destruir pruebas en caso de drogas

Los abogados de los sobrinos de la primera dama venezolana Cilia Flores acusaron a agentes del gobierno estadounidense de destruir pruebas que, según ellos, demuestran que son jóvenes corrientes que fueron inducidos a participar en una operación de tráfico de cocaína.

Los defensores piden que la corte retire todas las grabaciones y todas las referencias a las reuniones entre sus clientes y los agentes encubiertos o que al menos convoque una audiencia en la que testifiquen los agentes. / Foto: AP

Los defensores piden que la corte retire todas las grabaciones y todas las referencias a las reuniones entre sus clientes y los agentes encubiertos o que al menos convoque una audiencia en la que testifiquen los agentes. / Foto: AP

Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas han sido acusados por las autoridades estadounidenses de asociación delictiva para importar 800 kilogramos de cocaína a Estados Unidos. Los jóvenes de 29 y 30 años, respectivamente, se encuentran detenidos en Nueva York.

Según nuevos documentos del caso que lleva adelante la corte federal de Manhattan, los abogados de Campo Flores y Flores de Freitas aseguran que los derechos de sus clientes fueron violados cuando agentes estadounidenses editaron y destruyeron grabaciones e imágenes de video “que no encajaban en la narrativa que los informantes (agentes) querían elaborar”.

Portavoces de la fiscalía dijeron a The Associated Press que no hablarán del tema.

Por otro lado, Campo Flores y Flores de Freitas narran en otros documentos lo ocurrido el 10 de noviembre de 2015 cuando fueron detenidos en Haití por autoridades estadounidenses. Los venezolanos aseguran que al principio pensaron que estaban siendo secuestrados debido a su “relación con el presidente y la primera dama de Venezuela”.

Randall Jackson y David Rody, abogados de los jóvenes, aseguran que las grabaciones realizadas en reuniones de sus clientes con agentes estadounidenses encubiertos fueron “estratégicamente desactivadas” en momentos críticos. También dicen que a veces no hay grabaciones enteras de toda la reunión y videos que omiten parte de éstas, además de videos sin sonido en ciertas partes.

“En este caso, el impacto de esta deliberada expoliación es enorme, porque virtualmente el caso entero contra los acusados se basa en las grabaciones que fueron realizadas por los informantes”, aseguran los abogados.

AP / CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *