Temor de otra crisis fronteriza provocó redadas de migrantes

Un aumento en las familias y niños no acompañados que llegan de Centroamérica a la frontera sureña de Estados Unidos ha despertado el temor a otra crisis fronteriza como la que acaparó titulares a mediados del 2014.

La representante Zoe Lofgren, demócrata por California, en el Capitolio en Washington. Archivo/Foto: AP

La representante Zoe Lofgren, demócrata por California, en el Capitolio en Washington. Archivo/Foto: AP

Y podría dar impulso a las ambiciones presidenciales del republicano Donald Trump, al tiempo que crea problemas a la precandidata demócrata Hillary Clinton y al presidente Barack Obama.

En meses recientes llegaron de Centroamérica a la frontera más del doble de familias y menores sin acompañante que el año pasado, según los últimos datos. Las cifras podrían subir aún más a partir de febrero y principios de la primavera, cuando suelen aumentar las llegadas, y quizá eclipsar los números que produjeron la crisis de 2014.

Esta oleada fue uno de los motivos por los que el Departamento de Seguridad Nacional, en estrecha colaboración con la Casa Blanca, inició una serie de redadas contra migrantes en varios estados durante las fiestas de fin de año, reuniendo a 121 personas para deportación. En algunos casos, las detenciones se hicieron durante redadas sorpresivas de madrugada que sembraron el miedo en las comunidades de inmigrantes que están en el país sin permiso y enfurecieron a algunos aliados demócratas del presidente.

“Que la gente tenga miedo de abrir la puerta a extraños, no vaya a trabajar, etcétera, no es una novedad saludable”, afirmó la representante demócrata Zoe Lofgren, que el martes tenía previsto acudir a una rueda de prensa donde varios colegas demócratas en la cámara presentarían una carta firmada por unos 90 legisladores pidiendo el fin de las redadas.

Logfren dijo compartir la preocupación de que se esté gestando una nueva crisis en la frontera, pero al igual que otros demócratas sostuvo que debe tratarse a los migrantes como refugiados. Muchos huyen de la brutal violencia de pandillas en El Salvador, Honduras y Guatemala, los mismos países donde la violencia y la inestabilidad obligaron hace dos años a mujeres y niños a emprender el peligroso viaje hacia el norte, abrumando las instalaciones estadounidenses y produciendo perturbadoras imágenes de niños asustados hacinados en instalaciones de la Patrulla Fronteriza.

AP/CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *