Después ser hospitalizada, falleció mujer tras ser quemada en una hoguera en Nicaragua

Los restos de Vilma Trujillo fueron trasladados en la camioneta de un amigo de la fallecida. Periódico La Prensa de Nicaragua.

Una campesina de 25 años murió este martes en el hospital Antonio Lenín Fonseca de Managua, a donde fue trasladada desde una recóndita comunidad del centro del país con el 80 % del cuerpo quemado luego de que un pastor evangélico la lanzara a una hoguera para “liberarla del demonio”, informaron fuentes oficiales.

El Instituto de Medicina Legal (IML) entregó los restos de la mujer a su esposo Reynaldo Peralta, quien junto a Juan Ramón Espinoza, un amigo de la fallecida, los trasladaron en una camioneta hasta la Cruz de Río Grande, donde habitan sus familiares.

La mujer identificada como Vilma Trujillo García estuvo internada en ese centro médico desde el pasado 23 de febrero tras  permanecer poco más de nueve horas tirada cerca de un barranco a orillas de un río en las periferias de la comunidad El Cortezal, jurisdicción de Rosita, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte de Nicaragua, con su cuerpo amarrado y calcinado después que un grupo de una supuesta denominación religiosa había realizado un ritual de presunta “purificación” porque estaba “endemoniada”, según relató al periódico La Prensa de ese país centroamericano una adolescente de 15 años, hermana de la víctima.

La menor fue la primera en llegar al sitio donde alguien de la comunidad les advirtió que estaban quemando a Trujillo García, una joven agricultora y madre de dos niños que vivía en la comunidad El Cortezal.

Juan Gregorio Rocha Romero, de 23 años, el pastor que agredió Trujillo García, dijo al diario La Prensa que nadie empujó a la víctima. “Ella cayó al fuego cuando el espíritu del demonio salió de su cuerpo”, indicó.

El crimen ocurrió en Rosita, un municipio minero muy pobre de Nicaragua, que se ubica a 480 kilómetros al noreste de la capital, Managua. Los lugareños se dedican a la agricultura y la ganadería, pero el 80% de su población no tiene empleo.

Las Asambleas de Dios, a las que supuestamente pertenece el pastor, negaron en un comunicado que él sea parte de sus líderes. Rocha está detenido junto a cuatro personas que también participaron en los hechos y serán acusados por asesinato, según anunció la Fiscalía.

El hecho ha generado las reacciones de varios grupos de derechos humanos  y de la clases política en suelo nicaragüense.

“Las autoridades deben aplicar todo el peso de la Ley a estas personas que cometieron este acto criminal y que quede como precedente que no se permitirán hechos criminales como esos”, demandó el Asesor Legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas.

Según el Asesor Legal, los procesados podrían ser encausados por varios delitos, entre los que mencionó al rotativo nicaragüense, tentativa de homicidio y lesiones graves tanto físicas como psicológicas.

Para la dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), Juanita Jiménez, el caso de Vilma es resultado del fanatismo y de misoginia, pero también coincide con Cuevas en que es producto del desamparo y abandono institucional en que permanecen los habitantes de esas zonas alejadas del país.

En tanto que la Vicepresidenta de Nicaragua y Vocera del gobierno, Rosario Murillo, se pronunció sobre el hecho y prometió dar seguimiento a la situación. “Es realmente lamentable y condenable, por supuesto. Refleja una situación de atraso y estamos pendientes de la presentación que harán ante las autoridades aquellas personas que participaron en esta tragedia que culminó con la muerte de Vilma Trujillo”, dijo la también esposa del Presidente Daniel Ortega a medios oficiales.

 

Armando Gómez,  Redacción CB24 / Agencias  

 

 

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *