Trump resolvería tema norcoreano con China o actuando solo

Las expresiones duras, si bien vagas, del presidente Donald Trump sobre Corea del Norte en anticipación a la visita de esta semana del presidente chino Xi Jinping, están provocando especulaciones de que pueda estar buscando un cambio de política importante que pueda llevar ya sea a una gran acuerdo con Beijing o a comenzar una guerra preventiva.

Presidente Donald Trump / Imagen: Archivo

En una entrevista con el Financial Times de Londres publicada el domingo, el presidente Trump dijo que si China no va resolver el problema de Corea del Norte, “lo haremos nosotros”.

Preguntado si Washington podría actuar solo, sin esperar la ayuda de China, Trump respondió: “Absolutamente”, aunque no dio más detalles.

De igual manera, señaló la “gran influencia sobre Corea del Norte” que tiene China y advirtió que si Beijing no ayuda a resolver el tema del rápido avance nuclear y de capacidad balística de Pyongyang, “eso no sería bueno para nadie”.

Se espera que el tema de detener ese programa nuclear norcoreano y evitar que el régimen de Kim Jong Un llegue a desarrollar una ojiva nuclear que pueda alcanzar las costas de Estados Unidos sea parte importante de la agenda que discutirán Trump y Xi cuando se reúnan el jueves en Mar-a-Lago, el club y residencia de Trump en Florida.

Embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley 

Más temprano en la jornada, la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, había declarado en una entrevista difundida por la cadena ABC que “el único país que puede detener a Corea del Norte es China, y ellos lo saben”.

“Deben actuar y nosotros seguiremos presionando a China para que actúe”, afirmó.

El presidente Xi estará los próximos jueves y viernes en Florida para reunirse con Trump en su residencia de Mar-a-Lago. Se trata del primer encuentro entre ambos mandatarios.

Trump dijo el jueves en Twitter que ese encuentro será “muy difícil”, debido fundamentalmente a las diferencias comerciales entre las dos grandes potencias.

Beijing ya anunció el fin de sus importaciones de carbón de Corea del Norte, conforme a las sanciones de la ONU que buscan obligar a Pyongyang a renunciar a sus programas de armas nucleares y balísticos.

Haley consideró que esa medida era insuficiente. “Sabemos que (el carbón) ingresa por otros medios. Queremos ver medidas fuertes de parte de China para condenar a Corea del Norte, y no solo palabras”.

Ash Carter

Por su lado, el ex secretario de Defensa Ash Carter, quien se desempeñó durante la administración de Barack Obama, dijo que Estados Unidos “siempre tuvo todas las opciones sobre la mesa”.

En declaraciones a la cadena ABC, recordó que Washington tenía preparado “un plan de ataque preventivo” desde 1994 para destruir el reactor de Yongbyon en Corea del Norte durante un enfrentamiento por su programa nuclear.

“Tenemos esas opciones”, dijo. “No deberíamos retirarlas de la mesa”, opinó. Sin embargo, explicó que un ataque de Estados Unidos contra Corea del Norte probablemente desencadenaría un intento de Pyongyang de invadir Corea del Sur. “Sería una guerra que tendría una violencia (…) sin precedentes desde la última guerra de Corea”.

“Seúl está justo al borde de la Zona Desmilitarizada (entre las dos Coreas), de modo que aunque estemos seguros del resultado, sería una guerra muy destructiva. De modo que tenemos que proceder con mucho cuidado”, agregó.

Voz de América / CB24

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *