Venezuela: industria de alimentos enfrenta crisis extrema

Una mujer protesta contra el gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro/AFP

Una mujer protesta contra el gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro/AFP

Los problemas de desabastecimiento que enfrenta Venezuela corren el peligro de agravarse por la suspensión de la producción de algunos alimentos como el atún enlatado y la avena, y el inminente riesgo de paralización que enfrenta la fabricación de aceite, jugos, gaseosas, azúcar y arroz, entre otros.

La industria de los alimentos enfrenta una situación extremadamente crítica ante los severos problemas de abastecimiento de materias primas, repuestos, insumos y materiales de empaque, afirmó el jueves Manuel Felipe Larrazábal, director de la cámara que agrupa a las mayores empresas privadas del sector.

Larrazábal dijo en un comunicado que la compleja situación del sector ha sido generada por la “falta total de acceso a divisas”, la deuda con los proveedores extranjeros que alcanza a 1.600 millones de dólares que llevó a la paralización de los créditos internacionales y la congelación y el rezago de los precios de algunos bienes controlados que no permiten cubrir los costos de producción.

La crisis que enfrenta la industria llevó a la suspensión de la producción de atún enlatado, gelatinas, salsa de tomate, bebidas en polvo, flan en polvo, avena, mortadela, carne para almuerzo enlatada, y quesos para untar, señala un informe de la Cámara Venezolana de Alimentos que fue difundido este jueves.

“Para solucionar esa crítica situación que atraviesa la producción de alimentos se requieren medidas inmediatas”, indicó Larrazábal, y agregó que la industria está a la espera de una convocatoria del gobierno para proponer algunas salidas como el reconocimiento de la totalidad de la deuda comercial con los proveedores internacionales para lograr su refinanciamiento; la promoción del desarrollo agrícola local, y la adecuación de los productos con precios congelados al régimen del precio máximo de venta al público para cubrir los costos de producción.

Durante la última década el gobierno realizó numerosas expropiaciones y acordó una serie de medidas para aumentar el control sobre la industria de alimentos, pero en algunos rubros básicos el sector privado tiene una importante participación en el mercado.

Desde finales del 2012 en Venezuela enfrenta un fuerte desabastecimiento de diversos alimentos y medicinas que los analistas y empresarios asocian a una importante merma en la venta de divisas oficiales. El país suramericano mantiene un control de cambios y de precios desde el 2003.

AP/CB24

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *